Islas Maldivas: armonía y relax entre aguas cristalinas

29 Diciembre, 2017

  • Inicio
  • Blog
  • Islas Maldivas: armonía y relax entre aguas cristalinas

Las Islas Maldivas son las islas del paraíso, especialmente para los recién casados en su viaje de luna de miel y gente que huye estresada de la ciudad en busca de relax y silencio, además de para los amantes del submarinismo. En sus playas de ensueño de fina arena blanca y aguas turquesas y cristalinas encontrarás la paz y la desconexión que tanta falta hace tras un largo y estresante año de trabajo… ¿Por qué no cambiar el frío invierno por sus cálidas y agradables temperaturas? En Candal Tours queremos que disfrutes del paraíso turquesa con todas las comodidades.

Pero en las Maldivas hay más cosas que visitar y hacer además de tumbarnos a descansar y no hacer nada en una hamaca o una tumbona (si lo prefieres) al lado del mar y disfrutar también de los atardeceres más bonitos en cualquiera de sus miles de playas. ¡Explora las islas porque cada playa que encuentres te parecerá mejor que la anterior! Mucho cuidado con el sol, pues su proximidad al ecuador hace que las quemaduras solares sean bastante frecuentes.

Ya desde la ventanilla del avión uno puede hacerse a la idea de la espectacularidad de este gran archipiélago. ¡Sus vistas dejan alucinado a cualquiera! Y si tienes la suerte de realizar una excursión en hidroavión, no apartes tus ojos del mar, ¡podrás ver tortugas marinas, delfines y ballenas desde el aire! ¿Quieres saber todo lo que puedes hacer en estas islas? ¡Sigue leyendo!

Pasea por las calles de su capital: Malé

Por lo general, quienes viajan a las Maldivas suelen evitar la capital, Malé. Pero deambular por sus calles durante algunas horas hace que los turistas se hagan a la idea de que la vida isleña va más allá de la del resort, conociendo sus costumbres y cultura.
 
A primera hora de la mañana, donde más movimiento hay es en la lonja de pescado y el mercado de frutas y verduras. En el paseo marítimo, además, existen pequeños bares improvisados con los que refrescarse con cocos (la fruta autóctona). La capital también ofrece unas maravillosas vistas que podrás disfrutar subiendo a la terraza de algún hotel.

Maldivas es un país musulmán, por lo que las mujeres que se adentren en las calles de la capital habrán de adaptarse a sus costumbres cubriendo hombros y rodillas fuera de los hoteles. Para conocer un pedacito de su cultura, puedes pasarte por la Mezquita del Viernes (también llamada Hukuru Miskiiy). No olvides que en esta ciudad hay un monumento para guardar respeto a las víctimas del tsunami de 2004.

Durante tu estancia en las islas no dudes en saborear la gastronomía maldiva, influenciada por la cocina de sus vecinos árabes, africanos, malasios, persas e hindús. Muchas de sus recetas están aromatizadas con el curry indio pero con el toque dulzón del coco. Pero si hay un plato propio de las Maldivas, es la ensalada mashuni, compuesta por atún, coco, chiles, limón y cebolla acompañada con el pan típico maldivo, el roshi (una versión del roti indio) y un batido de frutas tropicales o un té negro de Ceylán.

Bucea y explora los mejores fondos marinos del mundo

Su situación geográfica en mitad del Océano Índico, lejos de la costa contaminada de cualquier país hace de sus cristalinas aguas un lugar magnífico para bucear, el preferido de los amantes del submarinismo. Ya sea con tubo o con bombona, podrás disfrutar de la gran cantidad de especies que viven en sus aguas: tortugas, tiburones, rayas, mantas, delfines, ballenas y miles de peces de colores. ¡Es como sumergirse en un gran acuario natural! Y si cuentas con un buen presupuesto, no dudes en embarcarte unos días en un crucero de buceo y surca el Índico zambulléndote en distintos puntos de este gran archipiélago.


 

Practica la pesca nocturna y admira la bioluminiscencia

Aunque no seas el mayor fan de la pesca, no dudes en practicarla cuando se pone el sol. Además de poder disfrutar de un rico pescado bien fresco, podrás admirar grandes puestas de sol y los mejores cielos salpicados de estrellas.

Pero si hay algo característico de las Maldivas y que, sin duda, te enamorará es la bioluminiscencia. Parecerá que estás en playas de película, pero nada más lejos de la realidad. Y es que el fitoplacton bioluminiscente del mar maldivo proyecta una luz fluorescente que se aprecia perfectamente en la oscuridad. ¡No olvides guardar bien en tus retinas este maravilloso espectáculo natural!


 
Intenta dormir bajo las estrellas en cualquier isla deshabitada

De las casi 1.200 islas que conforman el archipiélago de las Maldivas, sólo 203 se encuentran habitadas. Si quieres pasar una noche contemplando un cielo lleno de estrellas. Busca la manera de que alguien te lleve (aunque sea un pescador en su barca si hace falta) porque merecerá la pena.

Los rayos del sol serán tu despertador por un día. Y, ¿qué tal un paseo mañanero por tu propia playa? Y si la isla tiene bosque, no olvides llevar una mochila y hacer una pequeña excursión explorándola.



 
Date un capricho y pasa al menos una noche en un resort de lujo

Para terminar de pasar unas espectaculares vacaciones en las Maldivas, ¿qué mejor que disfrutar de una noche en un resort de lujo? Esas fotos de paradisiacas cabañas en el mar que vemos en las webs de viajes no son montajes con Photoshop, no… ¡son reales! Aprovecha y reserva una noche porque ¡sólo se vive una vez!

Si no quieres perderte esta fantástica experiencia y comenzar el año en las playas más transparentes y relajantes del mundo, no dudes en contratar tu programa de viaje a las Maldivas contactando con nuestras agentes. ¡Te ayudaremos a preparar tu viaje para que sólo tengas que preocuparte de disfrutar!




¿Estás listo para la aventura?

Contacta con nosotros para que podamos planear todo

Atrévete