Playas, música y mucha diversión en Brasil

01 Febrero, 2018

Febrero es el mes del Carnaval y en Brasil viven y disfrutan con intensidad y pasión esta fiesta ¡y en Candal Tours te ofrecemos dos paquetes de viaje a este país porque no queremos que te lo pierdas! Pero el país carioca, además de fiesta, tiene mucho más que ofrecer: naturaleza salvaje, espectaculares vistas, grandes y preciosas playas, deporte, cultura… Todo ello se da la mano para que quien visite Brasil quede tan impresionado que quiera repetir.

Carga bien las pilas porque los brasileños no saben lo que es el descanso en estos días y la juerga es continua hasta poner punto y final a estos días el Miércoles de Ceniza. En Río de Janeiro empiezan a calentar motores semanas antes de que se celebre el Carnaval en otros lugares del mundo para poder disfrutar de sus casi 500 fiestas callejeras en el Sambódromo, calles y paseos. Opciones no faltan por lo que la diversión está más que asegurada.

 

Siempre puedes deleitarte desde el Sambódromo viendo desfilar a los locales a ritmo de Samba con sus espectaculares trajes llenos de coloridas plumas y pedrería brillante. Pero si dispones de más tiempo y deseas vivir la experiencia al completo y desde dentro, aprende a bailar Samba antes de tu viaje para atreverte a bailar entre percusionistas y carrozas con las formas más exuberantes como los dragones dorados que exhalan humo.

Cuando estés en Río de Janeiro no dejes de subir a admirar una de las siete maravillas del mundo: el Cristo Redentor. Esta imponente Estatua de Cristo con los brazos abiertos, cuya altura es de 38 metros situados (entre la estatua y su pedestal), se alza en una montaña a 710 metros de altura al nivel del mar mostrando toda la ciudad de Río abierta al Océano Atlántico. Desde allí podrás sacar algunas de las mejores fotos de tu viaje.

 

Y si quieres disfrutar de otra vista panorámica de la ciudad, no dudes en subir también al morro Pan de Azúcar, a unos 400 metros al nivel del mar. Puedes hacerlo en teleférico (pasa uno cada cinco minutos) o si eres más aventurero, escalando. Desde cualquiera de estas dos montañas podrás admirar las hermosas vistas de la ciudad, especialmente al atardecer: playas con tintes dorados y rojizos, rascacielos elevándose al lado del mar y colinas verdes en el otro costado.

Dada su proximidad al Ecuador, casi todo el país carioca disfruta de temperaturas suaves y agradables, tropicales, durante casi todo el año. ¡Ideal para disfrutar de sus costas kilómetricas! Las más conocidas (y que dan nombre a sendas canciones) son la de Copacabana, donde poder mover el cuerpo a ritmo de Samba y jugar al vóley-playa; la de Ipanema, situada al sur de la ciudad en el barrio del mismo nombre (uno de los más lujosos de América Latina), ideal para los amantes de las olas y la de Botafogo. De norte a sur de la costa carioca también encontramos otras playas muy famosas como las de Porto de Galinhas, Praia do Forte o Santa Catarina, donde te esperan unos días de relax y deportes varios (fútbol playa, vóley-playa, surf…).

 

 

Los deportistas (especialmente los amantes del fútbol) disfrutarán mucho en Brasil, donde se encuentra el famoso Estadio de Maracaná, sede de las Copas del Mundo de Fútbol de 1950 (año en el que fue inaugurado) y de 2014, la final de la Copa Confederaciones (disputada por Brasil y España) en 2013, además de acoger las ceremonias de apertura y de clausura de los Juegos Olímpicos de 2016, entre otros espectáculos deportivos y musicales. En los exteriores del Estadio se encuentra su Paseo de la Fama, la versión deportiva del mismo paseo de Hollywood en la que se destacan personalidades del fútbol brasileño con las huellas de sus pies (o manos en el caso de los porteros) y de otros seis futbolistas extranjeros. No dejes de disfrutar de un partido de fútbol callejero así como de otro de los deportes nacionales: la capoeira, un arte marcial que combina música, danza y acrobacias.

 

La cultura también tiene su espacio en Río, que cuenta con varios museos. Así, si te cansas de fiesta y playa y necesitas desconectar en otro lugar, siempre podrás visitar el Museo Histórico Nacional (con obras anteriores al siglo XV), el Museo de Arte Moderno (que alberga obras de Picasso, Dalí, Joan Miró y la colección de Gilberto Chateaubriand) o el Museo do Amanhã, el museo de ciencias de la ciudad carioca. Otra opción es dar un relajante paseo en el Jardín Botánico para descubrir las más de 40.000 especies con las que cuenta o descubrir la ciudad: mercados callejeros, rincones con graffitis que se asemejan a obras de arte… ¡Es una ciudad de lo más completa!

Pero Brasil es mucho más que Carnaval, fiesta en la ciudad, fútbol y playas. La naturaleza tiene mucha importancia en el país carioca puesto que la Selva del Amazonas (que se desarrolla alrededor del río que lleva el mismo nombre) ocupa una superficie de más de cinco millones de kilómetros cuadrados, de los cuales comparte con países como Perú, Bolivia, Colombia, Ecuador o Venezuela, aunque Brasil posea la mayor extensión.

Tanto si eres aventurero como si no, penetrar en la jungla amazónica será una de las mejores experiencias de tu vida al poder dejar de lado el bullicio de la ciudad descubriendo la naturaleza en todo su esplendor unos días: paseos en canoa por el Amazonas, caminatas por los frondosos senderos llenos de vegetación de la selva, trepar entre los vastos árboles de más de 50 metros para encontrar monos, perezosos, papagayos y todo tipo de especies tropicales… En cuanto a alojamiento, uno puede elegir entre alojarse en un campamento improvisado en el bosque o en refugios de lujo. No importa cuál sea el interés para visitar la selva ni el presupuesto, lo que sí sabemos es que será una excursión inolvidable.

Y si de maravillas naturales hablamos, no podemos olvidar mencionar las Cataratas del Iguazú, situadas al sur del país, en la frontera con Argentina. Ninguna otra cascada puede hacerles sombra: allá se juntan hasta 275 enormes e impresionantes cascadas. Su caudal baja con tanta fuerza que hacen de este espectáculo de la naturaleza algo imparable, bello y ruidoso, mostrando el poder total y absoluto de la naturaleza.

No dejes pasar la oportunidad de vivir el Carnaval de Río como un brasileño más y de descubrir una pequeña parte del país carioca. Contrata ya tu paquete de viaje a Brasil con nosotros contactando con nuestras agentes a través de este formulario.

 




¿Estás listo para la aventura?

Contacta con nosotros para que podamos planear todo

Atrévete