Admira los paisajes de película de Nueva Zelanda

26 Febrero, 2018

  • Inicio
  • Blog
  • Admira los paisajes de película de Nueva Zelanda

Quien haya visto las películas de la trilogía “El señor de los anillos” probablemente no podrá olvidar sus increíbles paisajes. Parece que las películas están rodadas en plató y que esas magníficas colinas y bosques verdes hayan sido creados con ordenador, ¿verdad? Pues nada más lejos de la realidad porque parte del rodaje se llevó a cabo en Nueva Zelanda, un país que no sólo deslumbra por sus playas, también por la naturaleza viva que esconde en su interior.

Si te decides a viajar a Nueva Zelanda, ¿qué visitar al llegar? ¿Largas playas de aguas cristalinas o bellas colinas y bosques verdes con sus cascadas? ¡En Nueva Zelanda no tienes que escoger porque lo tienes todo! Sus dos grandes islas (Isla Norte e Isla Sur) proporcionan a los turistas bellos paisajes, miles de aventuras e infinidad de cosas por ver y hacer. Organiza bien tu tiempo para poder disfrutar de sendos tipos de paisaje, además de admirar su increíble fauna.

 

Isla Norte de Nueva Zelanda

Puede parecer que la Isla Norte no tiene tanta naturaleza y paisajes que ofrecer como la Isla Sur. Y es que esta isla acoge los centros urbanos más importantes del país, como su capital, Wellington, y la ciudad más grande, Auckland. ¿Qué podemos visitar y hacer en ella?

 

Subir a la Sky Tower en Auckland

Si lo tuyo es el turismo urbano y cosmopolita, te encantará perderte por las calles y avenidas de Auckland. Aunque lo más llamativo de esta ciudad, sin duda, es subir al que se considera el icono de esta ciudad: la Sky Tower, una torre futurista de 328 metro de altura (la más alta del hemisferio sur). El suelo de la torre es totalmente transparente, por lo que el visitante tendrá la ciudad a sus pies (literalmente). Es una imagen única, igual que la que ofrece el horizonte (las vistas llegan a 80 kilómetros en cualquier dirección), desde donde ver sus dos grandes bahías. Los amantes de las emociones fuertes tienen la diversión asegurada en esta torre, ya que se puede saltar a 192 metros de altura o dar una vuelta (a esa misma altura) sobre una plataforma de 1’2 metros de ancho, con un arnés de por medio. Espectacular, ¿verdad?

 

 

Visitar los museos de Wellington para conocer la historia del país

Wellington, la capital neozelandesa, además de bonita es una gran cuna cultural. Si hay algo que no puedes perderte son sus museos. El Te Papa Tongarewa rinde homenaje a la historia del país con obras que muestran la cultura y arte de la etnia maorí. Otro que merece una visita obligada es el Karori Sanctuary Trust, una reserva natural de 225 hectáreas que preserva especies de flora y fauna típicas del país.

 

Disfrutar del sol y el mar en Bay of Islands

Al norte de la isla se encuentra esta paradisiaca bahía compuesta de más de 150 pequeñas islas deshabitadas entre las que navegar, nadar con delfines o únicamente tumbarse en la fina arena a relajarse contemplando los tonos turquesa del mar.

 

Explorar el volcán Tongariro

Los aventureros disfrutarán del que está considerado como uno de los diez mejores trekkings del mundo que pueden realizarse en un día. Este volcán fue el escenario del infernal Mordor de las películas de “El señor de los anillos” pero que no os engañe porque el clima cambia de un momento a otro, igual que los paisajes: algunos grises (casi lunares) alternados con cráteres y lagos volcánicos de color esmeralda a través de sus casi 20 kilómetros de caminata.

 

 

Disfrutar de un atardecer en Maunganui

La región de Bay of Plenty es toda una meca del surf y una de las playas más bellas de Nueva Zelanda: dos costas separadas por un enorme banco de arena y, en la punta de la península, el imponente volcán (inactivo, eso sí) de Maunganui acaba coronando la zona, desde donde poder vislumbrar los atardeceres más bonitos del país. Por la noche, la ciudad de Tauranga tiene mucho que ofrecer…

 

Conocer la cultura maorí en Rotorua

La ciudad de Rotorua ahonda en la cultura aborigen local y por medio de los museos, leyendas y artesanía, los turistas pueden vivir y llegar a sentir la cultura maorí de la Nueva Zelanda nativa. Pero no sólo de historia vive esta ciudad: podrás disfrutar relajándote en sus fuentes termales y lagos y contemplar sus géiseres, otra gran maravilla de la naturaleza. 

 

 

Cavar un spa en la arena, en Coromandel

En la península de Coromandel, a 175 km de Auckland, fluye un río subterráneo de agua caliente bajo la arena de sus playas. Para disfrutar de un baño en sus cálidas y termales aguas hay que cavar en la arena cuando hay marea baja (un par de horas al día). Estas aguas son tan populares en la zona que se le conoce como “Hot Water Beach”.

 

 

Isla Sur de Nueva Zelanda

La Isla Sur, algo menos poblada, concentra más paisajes naturales (algunos de ellos nevados) que harán las delicias de los turistas más deportistas y aventureros.

 

Atravesar el Abel Tasman National Park

En la región de Nelson, al norte de la Isla Sur, se dan la mano arenas doradas, playas de aguas verdes y montañas. Parece increíble esta mezcla de paisajes en apenas 50 kilómetros, pero ¡así es! Podrás explorar la zona a pie, en kayak y hasta acampar en la montaña o en la playa alguna que otra noche.

 

Visitar Christchurch

El terremoto de 2011 destruyó parte de esta ciudad, por lo que podrás vivenciar la reconstrucción de esta bella ciudad con esencia inglesa. Su imponente catedral (de 1881) quedó destruida, mientras se reconstruye la original podrás visitar una temporal, la Christchurch Art Gallery y sus numerosos parques y jardines.

 

 

Avistar ballenas y delfines en Kaikoura

En Kaikoura, a 183 kilómetros al norte de Christchurch, podrás avistar (durante todo el año) desde bien cerca a uno de los animales más imponentes que surcan los mares: ballenas. También podrás disfrutar de otras especies marinas autóctonas como delfines y focas.

 

 

Atravesar la Isla Sur en tren

Es una de las travesías en tren más bonitas del mundo: el Tranzalpine pasa por los Alpes del Sur entre Christchurch y Greymouth, atravesando el país de este a oeste, del Pacífico Sur al mar de Tasmania y todo ello ¡en tan sólo un día! La impresionante belleza de los Alpes, el lago Brunner, el río Waimakariri y los Bealey Valleys hacen de este viaje un paseo inolvidable.

 

 

Esquiar en Mt. Cook

El Mt. Cook es la montaña más alta de Nueva Zelanda (cuenta con 3754 metros de altitud), de ahí que en maorí se la conozca como Aoraki (el que atraviesa las nubes). Se encuentra en el parque nacional de la región de Canterbury, al oeste de Christchurch donde sus montañas (conocidas como los Alpes del Sur) llegan, de media, a los 3000 metros. Esta es, por excelencia, la zona de esquí del país, aunque una de las actividades más llamativas de la zona es el heliski, que se practica ascendiendo en helicóptero a picos más altos.

En los Alpes del Sur también existe la posibilidad de hacer trekking por los glaciares Franz Joseph y Fox. Sólo los más valientes se atreverán a realizar esta excursión casi sobrenatural. Con un guía se puede hacer una marcha en el hielo de pocas o varias horas. También hay helicópteros con los que poder acceder a zonas que a pie son inaccesibles para poder disfrutar de las espectaculares vistas que ofrecen los Alpes desde el aire.

 

Navegar entre los fiordos de Milford Sound

Los fiordos no sólo se encuentran en Noruega. Dentro del Parque Nacional Fiordland, sobre el mar de Tasmania, se encuentra Milford Sound, uno de los destinos más visitados de este país. La leyenda maorí cuenta que los fiordos de la zona fueron esculpidos por el semidiós Tu Te Rakiwhanoa: los inmensos picos de sus montañas, vistos desde los pequeños barcos que surcan las aguas de los fiordos te asombrarán…

 

Puenting en Queenstown

Aunque en todo el país se puedan realizar actividades y deportes de aventura, en el sur de la Isla Sur encontramos uno de los mayores retos: el puenting. Y es que la ciudad de Queenstown ostenta el título de ser la cuna del Puenting, deporte creado por dos ciudadanos de esta ciudad. No pierdas la ocasión de poder hacerlo desde el Kawarau Bridge Bungy, que fue donde esta práctica tuvo su origen en los años 80. Este puente tiene 43 metros de caída libre con los que poder disfrutar de las espectaculares vistas que deja por debajo y es un desafío tanto para principiantes como para veteranos el poder saltar desde el histórico puente.

 

 

Descubrir “La Comarca” de El señor de los anillos

Como mencionábamos al principio de este artículo, Nueva Zelanda es famosa por ser la famosa Tierra Media de las escenas de “El señor de los anillos”. La trilogía fue rodada en paisajes de estas islas y hay múltiples tours que guían a los turistas a través de los pasos de los hobbits. Así, los Jardines de Isengard y Lothlorien se localizan en la ciudad de Wellington, la aldea de Hobbiton en Matamata (Waikato), la ciudad de Edoras en la llanura de Canterbury, el infernal Mordor en las inmediaciones del volcán Tongariro…

 

 

Cuando viajar

Ten en cuenta que al estar en el hemisferio sur, los meses de verano son justo ahora (de diciembre a marzo) y el invierno de junio a septiembre. El clima de Nueva Zelanda es bastante templado (no se experimentan temperaturas extremas), exceptuando algunos puntos aislados del centro de la Isla Sur en los que suele nevar. Las lluvias son frecuentes durante todo el año, ¡no olvides meter el paraguas o el chubasquero en tu maleta!

 

Si te animas a viajar a la otra punta del mundo para perderte por los increíbles valles y paisajes de Nueva Zelanda, no dudes en contratar tu viaje contactando con nuestras agentes a través de este formulario.

 




¿Estás listo para la aventura?

Contacta con nosotros para que podamos planear todo

Atrévete