Candal Tours

Francia

País de personalidad propia, castillos , ciudades medievales, vinos y buena comida

Solicitar presupuesto
  1. Inicio
  2. arrow_right
  3. Europa
  4. arrow_right
  5. Francia

El patrimonio cultural francés es el fruto de una larga historia y de una pasión francesa por las artes. Cerca de 750 bienes culturales han sido declarados patrimonio mundial de la UNESCO. El patrimonio arquitectónico es particularmente importante, ya sea éste religioso, civil, militar o industrial.Los museos franceses poseen colecciones excepcionales que son una buena muestra de la historia del arte mundial, como el Louvre, o de las grandes escuelas de pintura francesas de los siglos XIX y XX. Francia también es el país de grandes escritores y compositores de renombre. También es la patria del cine , de directores conocidos, de actrices y actores de fama internacional.

Francia es el país más extenso de la Unión Europea y cuenta con una gran diversidad de paisajes. Situado en la punta oeste de Europa, el territorio metropolitano cuenta con cerca de 5.500 km de costas que bordean el mar del Norte y la Mancha, el océano Atlántico por el oeste y el Mediterráneo en el sur. Varias islas jalonan las costas, la más importante de las cuales, Córcega, está situada en el Mediterráneo.Los grandes macizos montañosos se reparten por el este y por el sur mientras que las planas fluviales de cuatro grandes ríos atraviesan el país: el Sena en el norte, el Loira y el Garona en el oeste, y el Ródano entre Suiza y el Mediterráneo.

Quizá sea la devoción francesa por la buena comida y el buen vino lo que atrae a tantos viajeros (al fin y al cabo Francia, con más de ochenta millones de visitantes al año, es el segundo destino turístico del mundo). Pero hay que saber que la gastronomía francesa es mucho más que bistrós parisinos, largos almuerzos al aire libre, comprar frutas y verduras en el mercado y desayunar cruasanes calientes comprados en la boulangerie (panadería). En París se puede aprender a hacer petits fours con los críos o darle la vuelta a las creps en Bretaña, probar vino con uno de los sumilleres más importantes del mundo en Burdeos, visitar un criadero de ostras en la costa atlántica, beber champán en viejas bodegas en Reims, visitar una plantación de melones en Provenza, recoger olivas, melocotones y cerezas en el caluroso sur… y comprender que, para los franceses, la comida es art de vivre  (arte de vivir) y sustento por igual.

cuando viajar

Cuando viajar

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Sed viverra ligula tempus libero blandit, quis ultrices augue consequat. Maecenas non augue mi. Sed id dui tellus. Curabitur nisi sapien, accumsan in feugiat vel, bibendum sed lorem. Donec elementum rhoncus gravida. Aliquam faucibus arcu ex, ac tincidunt turpis faucibus eget. Curabitur interdum nibh sit amet massa sodales vestibulum. Curabitur eu quam at ligula euismod malesuada. Vivamus vel purus quam. Donec rhoncus metus quam, at condimentum nulla dignissim id. Sed lacus eros, efficitur ut lorem id, vestibulum pharetra metus.

clima

Clima

Oceánico, continental, montañoso o mediterráneo, el clima de Francia es globalmente templado y varía al mismo tiempo de oeste a este y, sobre todo, al norte y al sur del Loira.
Durante todo el año, Francia disfruta de temperaturas clementes: ni demasiado frías, ni demasiado calientes. Son habituales también las precipitaciones abundantes y una insolación generosa. Cada región tiene, por supuesto, sus particularidades climáticas: más frescas y húmedas al norte y al oeste; más cálidas y secas alrededor del Mediterráneo.
En invierno, las nevadas en los macizos montañosos son la alegría de los amantes de los deportes de invierno . En las llanuras, la nieve es más escasa y cae esencialmente al norte del Loira. Y muy raramente en París.
En primavera, el termómetro supera pronto los 20° en el sur. En Niza o Cannes aparecen los primeros bañistas. Y a partir de mayo, todo el país va en camiseta. Los días se alargan, llega el momento de las primeras escapadas al campo y los aperitivos en las terrazas.
El verano es cálido y tranquilo. El sol brilla en todo el país. Hay para todos los gustos: a menudo Ajaccio o Marsella alcanzan los 30 °C y Brest o Deauville se mantienen sobre los 25 °C. Se broncean las pieles y se llenan las playas. Llega el momento de las grandes excursiones a la montaña y los paseos para descubrir las regiones de Francia.
En otoño regresa la lluvia, y el tiempo se vuelve más fresco a medida que se acerca la Navidad. En todo el país los árboles enarbolan nuevos colores. Los paseantes salen un poco más abrigados y se acortan los días.

diferencia horaria

Diferencia horaria

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Sed viverra ligula tempus libero blandit, quis ultrices augue consequat. Maecenas non augue mi. Sed id dui tellus. Curabitur nisi sapien, accumsan in feugiat vel, bibendum sed lorem. Donec elementum rhoncus gravida. Aliquam faucibus arcu ex, ac tincidunt turpis faucibus eget. Curabitur interdum nibh sit amet massa sodales vestibulum. Curabitur eu quam at ligula euismod malesuada. Vivamus vel purus quam. Donec rhoncus metus quam, at condimentum nulla dignissim id. Sed lacus eros, efficitur ut lorem id, vestibulum pharetra metus.

Lugares que
no debes perderte

Inspírate con nuestros itinerarios a medida

No se han encontrado resultados.

¿Necesitas asesoramiento personalizado?