Candal Tours

Visitar la Toscana es recibir un golpe de exuberancia , esta bellísima región italiana fue patria de mecenas, exportadora de pontífices y cuna del máximo esplendor renacentista.El resultado es que dificilmente encontraremos en otra parte del mundo un cúmulo patrimonial comparable al que ofrece la Toscana. Para atestiguarlo, ahí está Arezzo, Lucca, Pisa y Siena y, por supuesto la ciudad Florencia. La Tierra toscana es rojiza bajo el sol, el paisaje huele a olivos y a vid . La simplicidad es la característica principal de su cocina, pero bien condimentada con los mejores ingredientes de la tierra. Famosas son las trufas blancas de San Miniato, el funghi porcini, o el antipasto típico de la zona, el crostini di fegatini. La carne de la mejor calidad procede del valle de Chiana, proveedora habitual de las bisteccas alla fiorentina del segundo plato. Y por supuesto, pastas, pizzas y risottos.  Y todo ello regado por un buen vino de Chianti degustado bajo el pálido sol de la Toscana.