Candal Tours

Ninguna guía de Rumania estaría completa sin el comúnmente llamado “castillo de Drácula”, más por el ambiente de su interior y su situación geográfica que por rigor histórico, se trata de una imponente fortaleza del siglo XIV que ejercía de aduana y que fue residencia real de verano en la primera mitad del siglo XX. Junto al castillo se sitúa un interesante Museo Etnográfico.