Candal Tours

La capital, una ciudad de callejuelas medievales adoquinadas, soportales con tiendas, un reloj que baila y figuras folclóricas retozando en las fuentes desde el siglo XVI. No encaja en la imagen habitual de una capital, pero su encanto radica precisamente en esa sorpresa.